Conservación de pintura

Conservación de pintura

 

Es importante tener muy en cuenta lo siguiente: Es preferible conservar bien una pintura al óleo que tener que llegar a tenerla que restaurar por no haberlo hecho.

En realidad no es nada complicado, aunque a menudo ocurre que no es posible aplicar todas las recomendaciones por diversas razones. Pero cuanto más nos acerquemos al estado ideal para la conservación de la pintura al óleo, mucho mejor. Es casi imposible mantener en nuestra casa y reproducir las mismas condiciones que en un Museo o un Archivo bien equipado. Hagamos un esfuerzo por intentarlo, por el bien de nuestras Obras de Arte.

Aplanado de doblez en tela con espátula caliente - restaurayconserva.com
Aplanado de doblez en tela con espátula caliente – restaurayconserva.com

Las condiciones ambientales óptimas de conservación tienen que ver con tres elementos fundamentales: humedad, temperatura e iluminación.

  • La Humedad relativa recomendada puede variar entre el 55% y el 65%. También hay que incluir el factor de la estabilidad de la HR. No debería sufrir variaciones mayores de un más / menos 5%.
  • La Temperatura también debe ser lo más estable posible pudiendo variar entre los18°C y los 24°C.
  • La Iluminación que recibe no debería sobrepasar los 150 lux. O en su defecto utilizar luz fría.

En resumen, hay que intentar por todos los medios posibles mantener la Humedad Relativa y la Temperatura constantes.

La práctica diaria que podemos tener en cuenta en cualquier casa se traduce en la aplicación de una serie de consejos sencillos.

  • Evitar las corrientes de aire. Suelen traer polvo y polución del exterior. En caso de limpieza de la habitación, sí conviene ventilar para evitar la acumulación de polvo en el aire.
  • Evitar las fuentes directas de calor. No conviene colgar una pintura sobre un radiador o una chimenea en uso. El exceso de calor hace también que la humedad baje drásticamente, con lo que se reseca la tela y la capa pictórica. Muy dañino en su conjunto.
  • Evitar humedades directas o indirectas. El exceso de humedad focalizado o ambiental es igualmente perjudicial para su correcta conservación.
  • Evitar a ser posible las vibraciones, manipulación del cuadros y traslados innecesarios. En caso de hacerlos se debe preparar y proteger adecuadamente. Siempre quitar el cáncamo utilizado para colgar el cuadro.
  • Evitar el exceso de polvo. Junto con la polución atmosférica, suciedad y grasas, va acumulándose sobre la capa pictórica oscureciendo y estropeando la pintura.
  • Evitar el humo del tabaco. Es fatal para los cuadros. (También para las personas). Deja sobre la pintura una espesa capa amarillenta y maloliente a base de alquitrán y demás productos que lleva. (Lo mismo hace en los pulmones).
  • Evitar la exposición de la pintura a la luz solar directa. Entre otras cosas se conservarán mejor los colores.
  • Limpieza en casa.
  • Para la limpieza periódica de la pintura utilizar sólo un plumero suave. Pero siempre es preferible tener cuidado en no ensuciar. Cuanto menos se tenga que tocar, mejor.

    Fijación de capa pictórica con papel japón y coleta - restaurayconserva.com
    Fijación de capa pictórica con papel japón y coleta – restaurayconserva.com