Limpieza de óleo con gel de trietanolamina

Limpieza de óleo con gel de trietanolamina

La limpieza de óleo con gel de trietanolamina es uno de los métodos de limpieza por los que se suele comenzar dentro del proceso de actuación sobre la capa de superficie. Con el desempapelado de la pintura y la retirada manual de elementos extraños depositados sobre la tela tales como excrementos de mosca, gotas de cera y partículas de polvo ya se ha realizado una primera limpieza superficial.

Como siempre la utilización de este tipo de gel tiene que ser el resultado de una decisión consecuencia del estudio exhaustivo del estado de conservación de la pintura. Con su aplicación conseguimos retirar la capa de suciedad, tabaco, grasas, polvo incrustado, etc… depositados sobre la capa de barniz.

Limpieza de óleo con gel de trietanolamina - restaurayconserva.com
Limpieza de óleo con gel de trietanolamina – restaurayconserva.com

Su presentación como gel es recomendable para no añadir una humedad excesiva e innecesaria a la tela. Sobre todo si se trata de una tela de algodón que tiene un gran poder de absorción de la misma. Se aplica con un pincel redondo despuntado con movimientos rotatorios. El gel, ya sucio, se recoge y retira con un poco de celulosa suave. Sólo queda neutralizar la zona afectada con pases de algodón humedecido con agua destilada y detener así el efecto limpiador del gel.